PRINCIPIOS EMPRESARIALES: La correcta dirección en asuntos profesionales e incluso personales depende de la toma de desiciones definitivas que marcan nuestro correcto desempeño y conducta manteniendo por encima de todo principios morales y éticos, nuestro personal de trabajo tienen como prioridad:

  •     * Integridad y honestidad
  •     * Responsabilidad y pasión por la excelencia

  •     * Deseo de compartir el conocimiento, los logros y las experiencias

  •     * Creatividad e Innovación

  •     * Crecimiento personal y profesional

 

RESPONSABILIDAD AMBIENTAL:  La responsabilidad ambiental recae tanto en los individuos como en las empresas, y de allí parte nuestro compromiso por nuestro entorno, ya que incluimos dentro de nuestro pensar estrategias que minimicen el impacto ambiental; lo más destacable es la reducción de los desechos no biodegradables.